Órganos de funcionamiento

El CERVIM desempeña su papel y regla su acción gracias a la actividad de los siguientes órganos:

  • el Asamblea,
  • el Consejo de Administración,
  • el Comité Técnico Científico.

El Asamblea de los Socios

El Asamblea se reúne por lo menos una vez por año, está formada por todos los miembros que adhieren al CERVIM y es presidida por el Presidente.
El Asamblea Ordinaria:
  • decide el número de componentes del Consejo de Administración y elije a los Consejeros, excepto aquellos nombrados por la Región Autónoma del Valle de Aosta;
  • nombra el Comité Técnico Científico y lo presenta al Consejo de Administración ;
  • aprueba el relato anual y la relación del Consejo de Administración, el balance provisional y el programa anual de actividad.

El Consejo de Administración

El Consejo de Administración (CDA) es el órgano ejecutivo del CERVIM y tiene duración trienal.
Es presidido por el Presidente del Centro y tiene que estar formado por no menos de siete y no más de quince miembros. El Consejo se reúne por lo menos una vez por año.
El presidente y dos Consejeros son nombrados por la Junta Regional de la Región Autónoma del Valle de Aosta.
Los socios de categoría B y C pueden nombrar a un representante común y único en el CDA

El Comité Técnico Científico

El CTS, es el órgano principal a través del cual el CERVIM desempeña su misión.
El Comité Técnico Científico está compuesto por investigadores y técnicos expertos en viticultura de montaña, representantes de las regiones vitivinícolas asociadas . Dentro del CTS hay tres grupos de trabajo dedicados a temas diferentes: “cadena de producción y su técnica”, “aspectos socioeconómicos” y “territorio, medio ambiente y arquitectura de los paisajes”.
Una realización importante del CTS ha sido la definición de los criterios para atribuir la condición de viticultura montana y/o de territorios en fuerte pendiente, que son, principalmente:
terreno con más del 30% de declive;
altitud superior a 500 metros sobre el nivel del mar;
viñas en terrazas de cultivo.

Hasta la fecha, el Comité Técnico Científico ha emprendido iniciativas en diferentes campos de actuación, poniéndose el objetivo de encontrar soluciones tecnológicas que permitan reducir los costes de producción, proponiendo intervenciones estructurales adecuadas para un territorio con una orografía difícil, al fin de recuperar y valorizar los viduños autóctonos de las zonas de montaña y la especificidad y particularidad de los vinos que de los mismos se sacan; asimismo, para promover la cultura de la vid en comarcas marginales, incentivando su tutela y salvaguardia.

 

Para tener mas informaciones sobre los órganos del Centro de Investigación véase el Estatuto del CERVIM.